Search Placeholder

Tesco, Bolsas inolvidables

Con un simple código de barras, Tesco incentivó la reutilización de bolsas de plástico y creó conciencia sobre la contaminación del océano.

En Malasia se usa un promedio de 300 bolsas de plástico por año por persona, 9 mil millones en total, y en su mayoría son bolsas que se usan una única vez. Entre 2011 y 2017, Tesco Malasia redujo el número de bolsas de plástico de un solo uso a la mitad, pero la tasa de reducción no es lo suficientemente rápida. Otras filiales de Tesco, como la del Reino Unido, han prohibido las bolsas de un solo uso, pero la educación y las costumbres malayas van rezagadas. Tesco necesitaba acelerar la reducción de las bolsas de un solo uso y posicionar a su marca como líder en sustentabilidad, con el objetivo de crear el camino hacia la prohibición total para el año 2020.

Este proyecto se trata de crear un cambio de conducta de forma masiva. En vez de castigar a las personas por olvidarse de traer una bolsa, Tesco decidió recompensarlos por traerla de vuelta. Hicieron un sencillo cambio en el diseño, un código de barras, que transformó cada bolsa en un descuento y, de esa manera, en una recompensa por el cambio de conducta. Con sus diseños, las bolsas también informan a los consumidores sobre el impacto que tienen las bolsas de plástico en el medioambiente. Las bolsas se pueden encontrar en las 56 tiendas que existen en toda Malasia.