Search Placeholder

Asociación Turística de Suecia, El número sueco

Celebramos los 250 años de libertad de expresión en Suecia conectando por teléfono a desconocidos con ciudadanos suizos aleatorios.

Suecia es famoso por ser un país donde la gente puede decir lo que piensa. En el año 1766, Suecia fue el primer país del mundo en abolir la censura. Por lo tanto, 250 años después, en ocasión del aniversario, la Asociación Turística de Suecia quiso atraer más turistas al país y decidió ofrecer al mundo exterior la verdad SIN CENSURA. Suecia fue el primer país del mundo que tuvo su propio número de teléfono. Cuando se llamaba a ese número desde el extranjero, respondía un ciudadano sueco aleatorio, en cualquier lugar de Suecia. Y en nombre de la libertad de expresión, se podía conversar sobre cualquier tema.

El número sueco le dio a la población de Suecia el control de la imagen del país. No se censuró nada, ni tampoco se arregló de antemano; solo importaba que la gente diera su opinión, sea cual fuera. Cualquier persona podía llamar al número sueco desde un teléfono común, siempre y cuando fuera desde el extranjero. Los suecos se registraban como "embajadores telefónicos" simplemente bajando la aplicación. Se recibieron más de 1 millón de llamadas de todo el mundo, y los ciudadanos suecos que respondían representaban todos los sectores de la sociedad, a nivel geográfico, socioeconómico, edad y opinión. En un mundo digital, donde la gente se esconde detrás de un teclado, el número sueco generó maravillosas conversaciones persona a persona sobre Suecia y los valores suecos, y logró que el mundo pareciera un poquito más pequeño.