Gillette, Handle With Care (Manéjese con cuidado)

Ayudamos a crear el que fue uno de los inventos del año según la revista Time y, después, contamos por qué fue tan importante crearlo.

Se espera que entre 2015 y 2060, la población de más de 85 años, que es la que tiene la tasa de discapacidad más alta de todos los grupos de edad, aumente de 6 a 18 millones de personas. A pesar de que los cuidadores dedican un promedio de 24 horas por semana a actividades como el aseo personas mayores, el proceso es ineficiente, de alto riesgo e incómodo tanto para ambas partes.

Durante más de 100 años de innovación en este campo, se han diseñado miles de afeitadoras para el propio usuario, pero no se había creado ninguna para rasurar a otra persona. El aseo personal es una de las maneras más importantes en que los hombres que reciben cuidado asistencial mantienen la normalidad y la dignidad, por lo que Gillette vio una oportunidad de mejorar considerablemente la experiencia del afeitado asistido.

El objetivo era lograr un efecto duradero y significativo en el cuidado asistencial con una innovación intuitiva y tangible: ¿Cómo sería una afeitadora diseñada para utilizarla en otra persona? Se consideraron elementos funcionales clave, como la ergonomía del mango, el rendimiento de la hoja y la preparación de la piel, así como cuestiones personales, como la dignidad, la facilidad de uso y la comodidad. Así fue como nació Handle With Care (Manéjese con cuidado), diseñada para afeitar a otros. Esta iniciativa muestra el compromiso adquirido por Gillette para asegurarse de que todos los hombres, sin importar sus circunstancias, puedan lucir de la mejor manera posible, incluso cuando necesitan un poco de ayuda.